sábado, 27 de junio de 2009

°°°Mirando a través de una ventana cerrada III°°°

<<¿Dónde estoy?, ¿Quién soy? ¿Pa´ dónde voy?>>

Eso dije cuando me desperté en el autobús... ni siquiera me había terminado de sentar y no sé cómo pero ya me había quedado dormida.... creo q estaba realmente cansada... estaban las luces apagadas y yo tenía mi super sweter puesto.. ni recuerdo cuando me lo puse!! "estaba realmente cansada", reiteré...
Después de recobrar un poco la consciencia y responder a todas las preguntas que me hice al principio... con miedo y delicadamente voltee cuidadosamente el cuello, me imagino me debí ver como la niña de "El Exorsista" (pero claro, a medias) porque lo que quería ver era a la persona que tenía a mi izquierda. ¡¡Porque según yo, debía haber alguien!!.. bueno.. y sigo volteando y volteando.. yy... veo un cobertor gigante enrroyado a mi lado :-/.. ¿Más o menos? jum! que desilución.. ¿para dónde habrá ido? (...)

Me relajé más aun sobre el asiento, que estaba bien cómodo... deje de pensar... y de pronto me vino a la cabeza ¿Dónde estaré?... y comencé a tratar de despegar la cortina, un huequito.. algo, algo que me dejara ver donde estaba... (para algo escogí la ventana).. en mis pies había algo como una bolsa que hacía bulla.. me daba pena... total, logré no se cómo abrir un poco la cortina y estaba casi metida entre la cortina y el vidrio de la ventana... se veían las cosas pasar muy rápido.. era una franja verde, montañas, túneles donde había una gran obscuridad, que a mi me da miedo porque soy tontita jejeje... sentía algo dentro de mí.. algo extraño.. veía pasar carteles "comprame, tomame, bebeme, comeme, comprame comprame comprameeeeee... conduce con cuidado, no fumes, fuma, no bebas, usa condon..." también en algunas paredes veía:

"Chavez te amo".. "Muere Chavez y tus lacayos también"... "Yuleisis eres
mía nada más"... "Fernando sapo"... y cosas como esa.. por lo que dije.. si..
estoy en Venezuela aun jajaja...





No sé cuantas horas llevaba durmiendo y no reconocía la vía... no tenía reloj ya que dije que como nadie me esperaba.. no importaba la hora, y me sentí contenta e haberlo hecho, me dió risa, y como siempre, me reí sola, como una loca jajajja... seguí mirando... comencé a extrañar a mi mamá, sentí ganas de llamarla pero no traje teléfono tampoco, me consolé pensando que así lo hubiese traído seguro no le serviría la señal, había muchas montañas.. estaba lindo el paisaje.. seguí mirando, esta vez menos atenta al paisaje y a los carteles o avisos del camino sino simplemente estaba recostada del vidrio de la ventana mirando como se alternaban los colores en el correr del autobús, pensé: "vamos rápido... "MUY rápido".. me entró un sentido de preocupación y comencé a ver mi vida corriendo trás de mí... fué impactante mirar a esa niña de once años gordita corriendo con una falda larga como solía vestirme a esa edad, de la mano de sus muñecas barbies aun, llevaba una gran mochila.. y iba sacandose cosas, como para correr más rápido... Ví mis muñecos más grandes (esos qe usaba cuando tenía como 6 años) caer y correr por su lado, pero claro, más lento, los veía cada vez más atrás... me sentía muy preocupada porque no entendía lo que estaba pasando ¿cómo es que puedo estar viendo ésto?... mientras tanto veía como si el autobús tomase más vuelo como decimos aqui. Ví un sr. con un carrito de helado de "EFE" saliendo de esa mochila y correr trás el bus... Ví a mis amiguitas de la primer comunión... ví a mi mamá, más delgada... comencé a llorar... comencé a sentirme muy sola.. necesitaba que me alcanzaran, que esa niña de 80Kg, falda larga, rosario en cuello, cabello extra largo agarrado en una "cebollota", con ese morral y esos lentes feos.. quería que esa niña me alcanzara, ella podía hacer cualquier cosa, yo lo recuerdo, sacaba puros 20´s en el colegio, era la mejor de su clase... ella podía alcanzarme aunque yo estuviese corriendo más rápido en ese autobús... la ví lejiiisimos... sentí que había perdido la vida entera... estaba vacía completamente, y reino el mayor de los silencios para mí (...)


(...)

(...)



De pronto el autobús hizo unos movimientos muy extraños como "tambaleandose" hacia los lados, mi corazón de latir mil millones de veces por segundo... sentí que ya no estaba, simplemente sentí que había desaparecido, seguían cayendo lagrimas de mis ojos como si fuese un chorro (el del fregadero de mi casa) abierto... esas gotas que no suenan, solo se deslizan y hacen un gran pozo... yo no podía despegarme de la ventana... y entre mis lagrimas dilucidé.. dilucidé..... me dilucidé a mí... en la bicicleta de rueditas que tenía como a los 10 años... era de barbie, recuerdo mi papá me regañó muchas veces porque no aprendía a andar sin las pequeñas ruedas de atrás... salieron aun más lágrimas de mis ojos cuando vi que se iban integrando todos mis yo´s en ese espacio... recordé muchas cosas de mi, sentí felicidad de volver a verme, de volver a ver a mis muchos yo´s... cada vez acercandose más y más pronto... al menos dos minutos después estaba esa niña gordita junto a mi ventana, mirándome y sonriendome.. como diciendome que "si, lo logré, que puedo estar tranquila".. quería que entrara conmigo al bus, que se sentara a mi lado y me diera un enorme abrazo, que me contara.. como si fuese una amiga, ¿cómo le había ido en todo ente tiempo?... pero con su mirada, con esos ojos bellísimos me dijo que no sería posible, pero sentí un enorme abrazo y un beso en la mejilla, esos que me hacen sentir calor, que me gustan, sentí que ella, yo, me quería, y me regalé una enorme sonrisa y me sentí feliz, me dí cuenta de que mi corazón estaba de nuevo allí, donde siempre, latiendo bonito como me gusta.

Y ya quise volver la vista al autobus, me salí de la cortina y me percaté de un azore extraño que tenían todos y me puse de rodillas en el asiento y le pregunté al señor de atrás qué pasaba y me respondió "¿cómo que qué pasa tía?... ¿es que tu no has sentío como se le fueron los frenos a esta cosa y de pelusa no chocamos?" ....


Me quedé boca abierta, me voltee y me senté mirando al frente...

el bus estaba detenido ciertamente, pero no tenía miedo, solo pensaba:

¿Será entónces que mi yo me salvó?
¿corrió tan fuerte que me alcanzó pa´que no se me fuera la vida?

... Y mientras escuchaba algunos sollozos y otros inhaladores, todos sentados como si alguien les hubiese dicho que no se levantaran de sus asientos... Yo... sonreía... ¿Por qué?.. ¡no sé tío! jaja.. no lo puedo explicar con palabras.. ni con gestos ni nada.. simplemente lo sentía y ya está... no sé cuantos minutos pasaron y todo estaba igual ni siquiera abrian las cortinas... yo me aburrí y me levanté de mi asiento y caminé hasta donde el conductor por un largo pasillo, habían algunas cosas en el suelo, bolsas, un tetero... toqué la puerta y me abrió un hombre gordo con mucha panza y uniforme como de.. unnnn... conductor o capitán no se jeje... Le sonreí y dije:

-Buenass.. esteee.. me puede decir porqué estamos detenidos?....
el señor, que no tiene cara de buenos amigos me respondió conuna voz.. normal:
-Esperamos a que venga otro bus para hacer el traspaso, por favor vuelva a su asiento (...)
- Ahh ok.. y todo estaa ..¿bien?
- Si señorita, en unos minutos llegará el otro bus.

Levanté la mirada y traté de ver donde estabamos pero nada.. no sabía.. solo se veía carretera desierta y monte... volví a mi asiento y quise tener un amigo con quien hablar, y nadie me comentaba nada ¡Qué gente tan rara!, pensé... pero ya que estaba fastidiada podría comenzar a leer uno de los libros que había traído, sin pena alguna abrí la cortina y encendí la lucesita que está sobre mi cabeza para tener más claridad.. y empecé a leer "Con los codos sobre la mesa", con un exquisito pedazo de chocolate fuerte, mientras llegaba el otro bus =-D...


...


...


...

No hay comentarios: