lunes, 29 de marzo de 2010

Y suena el celular...


Hoy me llamaste, y esta noche mi sábana me cobijó más;
hoy me dijiste que.. me extrañaste, y mi cuello no me dolió al despertar.

Hoy, sonó mi teléfono y reflejó tu número

(...)

Hoy.. comenzaste a morir, porque hoy... me llamaste

Y al final.... NO CONTESTE.*.*.*

No hay comentarios: